DDN | Logo
VENEZUELA
VENEZUELA
VENEZUELA
VENEZUELA
VENEZUELA
DDN | Facebook DDN | Twitter DDN | RSS  
 
DDN | Menu
COMUNIDAD DDN | FARANDULA | GERENCIA CONSCIENTE | HUMOR | MILITAR | VENEZUELA |
 
ANZOÁTEGUI
ARAGUA
CARABOBO
CLASIFICADOS
D. CAPITAL
FALCÓN
MONAGAS
VENEZUELA
ZULIA
Reos asesinaron al monstruo de Timotes en la cárcel de San Juan
Foto archivo.



Reclusos del Cepra vengaron la muerte de una pequeña de tres años de edad, quien fue asesinada por su madre y padrastro en la población de Timotes.

A las 9:00 am de este lunes, reclusos del Centro Penitenciario de la Región Andina (Cepra) mataron salvajemente a un hombre que estaba allí recluido por asesinar a una niña de tan solo tres años de edad.

El recluso asesinado quedó identificado como Carlos Eduardo Parra, de 23 años, quien era natural de la población de Timotes y se dedicaba a la agricultura. El mismo había sido trasladado desde el estado Trujillo, tras ser privado de libertad, para ser recluido en el Centro Penitenciario de la Región Andina por el delito de homicidio calificado. El hombre se encontraba en el edificio de Máxima Seguridad del Cepra, en el pabellón 4.

De acuerdo con la información recabada, se conoció que el hombre asesinado fue torturado salvajemente por otros reclusos, quienes lo agredieron con armas blancas y armas de fuego. Pero además desmembraron su cuerpo, pues le cortaron la cabeza, le quitaron los ojos, el brazo derecho, la pierna izquierda y pie derecho, además de propinarle múltiples heridas cortantes en todo el cuerpo.

Los reclusos enardecidos por vengar la muerte de la pequeña de tan solo tres años de edad, asesinada presuntamente por este hombre y su pareja en Timotes, el pasado 11 de diciembre, ayer se "encompincharon" y acabaron con la vida del sujeto.

El cadáver del hombre quedó destrozado y fue resguardado por los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) hasta que llegaron los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Subdelegación Mérida, para efectuar el levantamiento.La comisión del Cicpc trasladó el cadáver del hombre hasta la morgue del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Iahula) para la respectiva necropsia de ley.

Involucrado

Carlos Eduardo Parra, quien era el padrastro de la niña que murió víctima de maltrato infantil, al parecer estaba implicado junto a su pareja en el asesinato de la pequeña de 3 años de edad.

El acto de barbarie fue ejecutado en la casa de la pareja, en la avenida El Cementerio del sector Las Locas de Timotes, municipio Miranda, estado Mérida, a unos 40 kilómetros de la ciudad de Valera, estado Trujillo. El caso activó la respuesta de los detectives que de forma inmediata arrestaron a la pareja sospechosa del horrendo hecho.

Triste historia

El pasado 11 de diciembre se registró, luego del infanticidio en Guanare, un nuevo caso de maltrato infantil. Esta vez fue en el estado Mérida, en la población de Timotes, donde una niña de 3 años, murió, víctima de serias lesiones de tortura, a manos de su madre y padrastro, según reveló para Diario de Los Andes, en ese momento, una fuente policial.

La pequeña cuyo nombre se mantiene en reserva por razones de ley, ingresó la tarde del domingo 11 de diciembre de 2011 al hospital de Timotes. Los padres argumentaron la caída por las escaleras como la causa del deceso, sin embargo, el cuerpo de la infante revelaba otra cosa.

El caso mantuvo ocupado a los médicos del centro de salud local. La Policía activó las alarmas y reportó el caso al Cicpc-Valera. El cuerpo de la niña fue trasladado a la morgue del Hospital Central de Valera para los análisis médicos-forenses. El informe reveló que murió por bronco-aspiración, producto de las severas lesiones.

La niña, según trascendió, fue sometida a serios signos de tortura; su cuerpo tenía marcas de quemaduras con un objeto o cigarrillo; tenía hematomas, excoriaciones múltiples. Las preliminares características de los hechos revelaron que fue amordazada y sus manos fueron quebradas. También se reflejó que la niña fue sometida a múltiples maltratos, evidencia de varios días, tal vez de semanas.

El jefe del Cicpc-Valera confirmó el trágico hecho. La niña tenía múltiples lesiones, al parecer causadas con objeto contundente (palo) y correa, además de varias quemaduras. El cuerpo estaba marcado por viejas y nuevas heridas, las cuales nunca fueron curadas. La presunta razón del salvaje maltrato era el quejido de la bebé.

Trasladados a Mérida

La pareja enjuiciada por tan brutal crimen fue presentada el 6 de enero del año en curso en el Circuito Judicial de Mérida, tras ser privados de libertad en Trujillo, para una audiencia especial, teniendo como resultado la orden de traslado de los involucrados hasta las celdas del Cepra en horas de la mañana del sábado pasado.

Por lo que a partir de esa fecha les sería fijada la audiencia preliminar para el juicio final, sin embargo el hombre no llegó hasta dicha fecha ya que solo duró tres días recluido en dichas instalaciones.

El comisario Lisandro Alfonzo, jefe del Cicpc Delegación Estatal Mérida, manifestó que las investigaciones se realizaron en conjunto con la delegación de Trujillo para el esclarecimiento del homicidio de la niña.

Golpeada

Según informó una fuente extraoficial del Cepra, la mujer fue golpeada ayer en horas de la mañana por otras reclusas del anexo femenino a consecuencia del suceso ocurrido en la población del páramo merideño.

Relatando que los efectivos del centro penitenciario resguardaron el cuerpo de la dama para evitar una tortura como la de su pareja.

Delitos imputados

El joven hoy asesinado y acusado por la Fiscalía 9na del Ministerio Público de Trujillo, la cual conoció del caso, fue imputado junto a su pareja por la presunta comisión de los delitos de homicidio intencional calificado, abuso sexual y trato cruel, precalificación jurídica admitida por la juez penal Hilda Nava Mendoza, del Tribunal de Control Nº 3, quien además ordenó la transferencia del sonado caso a la ciudad de Mérida, para la ejecución del acto procesal.

Removido del cargo

De manera extraoficial se conoció la mañana de ayer que el director del Centro Penitenciario de la Región Andina, Juan Carlos Angulo, habría sido removido del cargo, desconociéndose hasta ahora las causas de esa decisión. Presuntamente Angulo recibió la orden directamente desde el Ministerio de Servicios Penitenciarios a través de la cual le solicitaron la entrega del cargo. Se desconoce si fue cambiado a otro recinto carcelario. Así como también se desconoce si la muerte de este reo sería la causa del cambio.

DDN
 
 
 
 
 
 
     
www.digitaldenoticia.com © Todos los derechos reservados.